Poemas De Una Mujer, Un Mar en Calma: Poemas Pablo Neruda
Mostrando las entradas con la etiqueta Poemas Pablo Neruda. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Poemas Pablo Neruda. Mostrar todas las entradas

3 de marzo de 2009

El miedo

Todos me piden que dé saltos,
que tonifique y que futbole,
que corra, que nade y que vuele.
Muy bien.

Todos me aconsejan reposo,
todos me destinan doctores,
mirándome de cierta manera.
Qué pasa?

Todos me aconsejan que viaje,
que entre y que salga, que no viaje,
que me muera y que no me muera.
No importa.

Todos ven las dificultades
de mis vísceras sorprendidas
por radioterribles retratos.
No estoy de acuerdo.

Todos pican mi poesía
con invencibles tenedores
buscando, sin duda, una mosca,
Tengo miedo.

Tengo miedo de todo el mundo,
del agua fría, de la muerte.
Soy como todos los mortales,
inaplazable.

Por eso en estos cortos días
no voy a tomarlos en cuenta,
voy a abrirme y voy a encerrarme
con mi más pérfido enemigo,






Autor: Pablo Neruda



25 de septiembre de 2008

Poesía Pablo neruda




Puedo escribir los versos más tristes esta noche

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.

Escribir, por ejemplo: "La noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos."

El viento de la noche gira en el cielo y canta.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.

En las noches como esta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.

Ella me quiso, a veces yo también la quería.
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

Oir la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.

Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
La noche esta estrellada y ella no está conmigo.

Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.

La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.

De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.

Porque en noches como esta la tuve entre mis brazos,
mi alma no se contenta con haberla perdido.

Aunque este sea el ultimo dolor que ella me causa,
y estos sean los ultimos versos que yo le escribo.









Pablo Neruda, poeta chileno (1904-1973)


1 de agosto de 2008

Queda prohibido

queda prohibido




















Poema Queda Prohibido



poema autoauyuda





Queda prohibido llorar sin aprender,
levantarte un día sin saber que hacer.
Tener miedo a tus recuerdos.

Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quieres,
abandonarlo todo por miedo,
no convertir tus en realidad tus sueños.

Queda prohibido no demostrar tu amor,
hacer que alguien pague tus deudas y mal humor.

Queda prohibido dejar a tus amigos,
no intentar comprender lo que vivieron juntos,
llamarles solo cuando los necesitas.

Queda prohibido no ser tu ante la gente,
fingir ante las personas que no te importan,
hacerte el gracioso con tal de que te recuerden,
olvidar a toda la gente que te quiere.

Queda prohibido no hacer las cosas por ti mismo,
no creer en Dios y hacer tu destino,
tener miedo a la vida y a sus compromisos,
no vivir cada día como si fuera un último suspiro.

Queda prohibido echar de menos a alguien sin alegrarte,
olvidar sus ojos, su risa, todo
por que sus caminos han dejado de abrazarse.
olvidar su pasado y pagarlo con su presente.

Queda prohibido no intentar comprender a las personas,
pensar que sus vidas valen mas que la tuya,
no saber que cada uno tiene su camino y su dicha.






Autor:Pablo Neruda



poema autoauyuda




Aquí encontrarás más poemas de autoayuda:





Poemas - No Te Rindas


imagen mariposa+rindas


 
Hay siempre un camino
para cada sueño,
siempre una esperanza
para un nuevo reto.

Nunca digas nunca
jamás te detengas,
ni maldigas piedras

Continuar leyendo el Poema...





Poemas de Autoayuda

tristeza+jesus+cristianas









 
En las horas más aciagas de la vida,
cuando mueren los amores y no alcanza la esperanza,
porque tu barca naufraga sin remos ni salvavidas;
hay una luz que ilumina y una mano que te salva.

No bajes nunca tus brazos cuando una puerta se cierra,
guarda en tu alma la calma hasta que otra se abra;

Continuar leyendo el Poema...





Poemas Cortos De Autoayuda











En qué basas tu esperanza
para seguir por la vida?
En las cosas que no alcanzas
o en las que están conseguidas?

Siempre queda una esperanza
cuando están todas perdidas;
es la mayor que tú tienes
Continuar leyendo el Poema...

 

 

12 de enero de 2008

Que tan bueno es cambiar de ideas.

tristeza+angustia

























Poema de Pablo Neruda.


Muere lentamente quien no cambia de ideas, quien no cambia el discurso, quien evita sus propias contradicciones.

Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito, repitiendo todos los días los mismos trayectos, quien no cambia de marca, no arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente quien hace de la televisión su gurú.

Muere lentamente quien evita una pasión, quien prefiere el negro sobre el blanco y los puntos sobre las "íes" a un remolino de emociones, justamente las que rescatan el brillo de los ojos, sonrisas de los bostezos, corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo, quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien no se permite por lo menos una vez en la vida, huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente quien destruye su amor propio, quien no se deja ayudar.

Muere lentamente, quien pasa los días quejándose de su mala suerte o de la lluvia incesante.

Muere lentamente, quien abandonando un proyecto antes de iniciarlo, no preguntando de un asunto que desconoce o no respondiendo cuando le indagan sobre algo que sabe.

Evitemos la muerte en suaves cuotas, recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor que el simple hecho de respirar.

Solamente la ardiente paciencia hará con que conquistemos una espléndida
felicidad.





Autor: Pablo Neruda

Entradas populares

È